Especialistas ven baja probabilidad de que se cumpla el "Plan 1 Millón"

Un estudio de la Universidad Austral advierte que la industria tiene altos costos laborales, poca diversificación del mercado exportador y altos precios de venta.

Un estudio de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Austral puso en duda el plan del gobierno de producir un millón de autos en 2023 que acordó con las automotrices, al advertir que la industria tiene altos costos laborales, poca diversificación del mercado exportador y altos precios de venta.

El plan oficial fue presentado en marzo de 2017. Consistió en un acuerdo entre el Estado, empresas y sindicatos para impulsar la producción en la industria automotriz hasta llegar a 750.000 vehículos en 2019 y a un millón en 2023.

El estudio sostiene que en el 2017, la producción de autos fue de 472.158 unidades y sostiene que para llegar a la meta del 2019 la fabricación de unidades debería crecer un 56% en los próximos dos años.

Los principales directivos del sector reunidos en Adefa estiman que la producción nacional de vehículos puede alcanzar las 565.000 unidades este año, un 20% por sobre el comportamiento de 2017. "Las exportaciones podrían alcanzar las 300.000 unidades, es decir, un 43% de crecimiento al compararlo con el desempeño del año pasado", anunciaron en sus proyecciones 2018.

El informe, que fue liderado por el director de la Diplomatura Superior de Industria Automotriz, Alejandro Sureda, recuerda que "el promedio de producción de los últimos 26 años fue de 445.735 vehículos, y el de los últimos 10 años fue de 630.759, cifras lejanas a las propuestas".

"Lo que está en duda no es tanto la capacidad productiva de la industria argentina sino más bien la capacidad de vender o colocar lo producido, tanto en el mercado interno como en el exterior", sostuvo Sureda. Señaló además que Argentina "tiene, en promedio, un costo de producción 25% mayor que Brasil y 65% mayor que México, lo que pone en juego la sustentabilidad del sector automotriz local.

El informe sostiene que los autos que se ofrecen en Argentina son los más caros de la región y que su costo promedio llega a ser más del doble que en otros países, como México por ejemplo.

"Entre las principales dificultades para vender los autos producidos en la Argentina está la falta de competitividad a nivel internacional, y fundamentalmente en la región de Latinoamérica".

Sureda sostiene en el estudio que el plan del gobierno "no contempla tomar medidas que favorezcan aumentar la competitividad de la industria automotriz local". Además, "se desalienta la compra de 0 kilómetros, al posicionar al automóvil como un bien suntuoso. Y lamentablemente, la medida tomada por el gobierno de eliminar el impuesto interno no fue acompañada por el tipo de cambio debido a la devaluación que sufrió peso en el inicio de 2018, agrega el trabajo de la Universidad Austral.

El informe toca también un punto en el que las automotrices comienzan a poner, tímidamente, la mira. Señala que las medidas para favorecer el desarrollo de la motorización "Flex fuel" (motores híbridos y vehículos eléctricos) "son insuficientes y debieran ser acompañada por otras políticas que motiven la producción" de esos modelos.