Los colectivos eléctricos llegan a la Ciudad de Buenos Aires

Cuatro líneas estrenarán unidades antes de fin de año; es una prueba piloto conjunta entre la Nación y la Ciudad que probará la tecnología no contaminante durante 12 meses.

Las líneas 12, 34, 39 y 59 estrenarán colectivos eléctricos antes de fin de año. Los usuarios podrán utilizar ocho unidades, que llegarán en junio al país, con distintas tecnologías de carga y proveedores, poniéndose a prueba por un año en el tránsito porteño. Tres empresas fabricantes de buses eléctricos darán las unidades en comodato.

"El objetivo de la prueba piloto es evaluar la viabilidad técnica de esta nueva forma de movilidad, así como su viabilidad operativa, económica y ambiental. Los resultados, que serán evaluados junto al Banco de Desarrollo para Latinoamérica (CAF), serán una herramienta clave para la adopción de un plan a mayor escala en el Área Metropolitana de Buenos Aires que, con unos 18.000 colectivos, tiene una de las flotas más grandes de la región", indicaron en el Ministerio de Transporte de la Nación, en cuya sede se hizo el anuncio oficial.

"Argentina es uno de los países más atrasados de términos de movilidad eléctrica, pero estamos trabajando para revertirlo. Después de la licitación a la que llamamos el año pasado se obtuvo el interés de las empresas que traerán los buses", dijo Guillermo Dietrich, ministro de Transporte de la Nación que anticipó que en las próximas semanas habrá otra licitación de compra de unidades que también incorporará las tecnologías híbrida y a biodiesel.



Los colectivos tienen un valor de entre USD 350.000 y USD 500.000, según cuenten con baterías de carga rápida o de carga lenta; una autonomía de 70 km o 220 km respectivamente.

"Son ecológicos, no necesitan combustibles y no emiten gases de efecto invernadero que produce el cambio climático. Creemos que también es un buen momento para evaluarlos ya que el costo de esta tecnología ha ido bajando y lo seguirá haciendo. No era lo mismo hacerlo hace 5 años", ejemplificó Juan José Méndez, subsecretario de Tránsito porteño.

La Ciudad de Buenos Aires lanzó su Plan de Movilidad Limpia a 2035, y se propuso reducir las emisiones de gases contaminantes (CO2, NOx y MP) que son generadas por los vehículos a combustión. La evaluación también se realiza en una mesa de movilidad limpia que conforman la cartera ambiental nacional y la de Energía ya que tampoco es la idea que se sobrecargue el sistema eléctrico nacional, que aún sufre cortes de suministro.