El consumo titubea: creció en los shoppings pero bajó en los supermercados

Según el INDEC, las ventas en los centros de compras alcanzan tres meses de alzas consecutivas, mientras que los supermercados no logran levantar cabeza. Un estudio privado señala un deterioro de la confianza de los compradores en la situación actual y futura del país.

Los indicadores de consumo siguen siendo una nota disonante para una economía que viene dando pasos firmes en la recuperación gracias a la inversión en obra pública y construcción. Al menos, así surge de los datos publicados por el INDEC.

Las ventas en los centros de compras o shoppings crecieron 4,9% en octubre en forma interanual, mientras que en los supermercados bajaron un 0,1%, en la misma comparación, según informó el organismo estadístico oficial.

A precios corrientes, es decir midiendo el impacto de la inflación de precios las ventas por facturación crecen un 20% en los supermercados y un 20,6% en los centros de compras.

En los centros de compras, el consumo alcanza tres meses consecutivos de alza, mientras que en los supermercados cayó levemente después de registrar leves recuperaciones del 1,5% en los últimos dos meses.

Según informó el organismo encargado de estadísticas, la facturación en los supermercados alcanzó en octubre los $30.879 millones, a precios corrientes, incorporando el impacto de la inflación y en los centros de compras llegó a $5.701 millones.

Las ventas a precios corrientes en los centros de compras crecieron en octubre 20,6% mientras que en los supermercados subieron un 20,0%. Hay que tener en cuenta que la inflación acumulada en los primeros diez meses del año, según el INDEC, fue del 19,4%, por lo que las mejoras reales son leves.

En el acumulado de los primeros diez del año, las ventas a precios corrientes registraron un total de $47.832 millones en los shoppings y representó una mejora del 15,5%, mientras que en los supermercados llegaron a $278.494 millones, lo que representa un aumento del 20,5%.

Los rubros con mayor incremento de venta en los centros de compras en octubre fueron patio de comidas, alimentos y kioscos, diversión y esparcimiento, electrónicos, electrodomésticos y computación y ropa y accesorios deportivos.

En los partidos del Gran Buenos Aires, las mayores ventas respecto al mismo mes del año anterior correspondieron a patio de comidas, alimentos y kioscos 32,5%, ropa y accesorios deportivos 32%, diversión y esparcimiento 23,6% y electrónicos, electrodomésticos y computación 21,3%.

En los supermercados los grupos de artículos con mayores ventas en octubre fueron bebidas con 27,5%; indumentaria, calzado y textiles para el hogar, con 24,6%; panadería, con 23% y almacén, con 22,6%.

Las jurisdicciones donde se registraron las subas más importantes de ventas en general fueron el resto de Buenos Aires, con 23%; Salta, con 22,1%; 24 partidos del Gran Buenos Aires, con 22%; y otras provincias del Norte, con 21,9%.

Cae la confianza del consumidor

El índice de Confianza del Consumidor (ICC) bajó 15,5% en diciembre con respecto de noviembre y en la comparación interanual acumuló una caída del 2,9%, según un informe privado.

Entre los componentes del indicador, el subíndice de Situación Personal cedió 10,8% y el de Bienes Durables e Inmuebles retrocedió 22,2%.

Por su parte, el subíndice de Situación Macroeconómica bajó 15% siempre respecto al mes anterior, de acuerdo con la medición del Centro de Investigación en Finanzas de la Universidad Torcuato Di Tella.

En la distribución territorial, la confianza del consumidor cayó 14,2% en el interior del país y 17,5% en el Gran Buenos Aires.

A su vez, bajó 12,3% en Capital Federal, siempre respecto al mes anterior, indicó el estudio que mensualmente realiza la Universidad.

En la distribución por nivel de ingresos, la confianza del consumidor retrocedió 11,9% para el sector de los encuestados con mayores ingresos y 18,4% para los de menores ingresos, siempre respecto al mes anterior.

A nivel nacional, el nivel de confianza vinculado a la evaluación de las condiciones presentes cayó 19,5% y el factor que mide las expectativas futuras bajó 12,9%, siempre respecto de noviembre.

En tanto, el subíndice situación macroeconómica registró una caída del 15% en diciembre respecto a noviembre y la región que más retrocedió fue el interior del país, con el 16,3%.

En la Ciudad de Buenos Aires, este rubro experimentó un descenso del 10,9% -el mejor resultado- y en el gran Buenos Aires fue del 15,6%.

Según explicó el Centro de Investigación, el índice se obtiene de los resultados de la encuesta mensual sobre la situación económica personal y de la economía en general.

El indicador mide las percepciones de los individuos sobre el estado de la economía, la situación económica personal y las expectativas a mediano plazo.