El empleo registrado volvió a crecer en octubre

El Ministerio de Trabajo anotó sendos aumentos de 248.600 puestos en el total general, y en 72.300 en los asalariados privados.

Según destacó el subsecretario de Estadísticas y Estudios Laborales, a cargo de José Anchorena, "en octubre último el empleo asalariado privado superó por primera vez el nivel previo al cambio de Gobierno, en valores ajustados por estacionalidad, en unas  20 mil personas, al ascender a 6,25 millones de puestos". Significó un aumento de 0,5% en comparación con septiembre, aunque en valores corregidos por estacionalidad se limitó a un repunte de 0,1%; y se elevó en 72.300 en comparación con el nivel de 121 meses antes.

"Claramente se trata de un nivel que no conforma, porque se trató de una mejora insuficiente para absorber el efecto del crecimiento de la población, a un ritmo de un 1% por año", dijo José Anchorena. Se trata de una oferta nueva insatisfecha en esa franja de poco más de 120 personas, principalmente jóvenes.

El total de los puestos registrados, que agrega 3,2 millones de asalariados en el sector público, y otros 2,9 millones que lo hacen en condición de monotributista; autónomos; empleados en casas particulares y monotributo social, sumó el récord nominal de 12,3 millones de puestos, se elevó en 248.600 personas respecto de un año antes.

En el ya clásico anticipo a la prensa de los datos de empleo registrado por el Sistema Integrado Previsional Argentina, correspondiente a la ocupación principal, según la Clave Única de Identificación Laboral, correspondiente al cierre de dos meses antes, en este caso octubre, José Anchorena, estimó que "esta serie representa dos de cada tres puestos totales". De ahí surge que el conjunto de ocupados en la informalidad suman poco más de 4,1 millones de personas. Mientras que otras 4 millones se reparten entre 2,6 millones que tienen más de una ocupación, como asalariado o independiente, o una combinación de ambos, y otras 1,4 millones forman parte del total de desocupados.

Punto de inflexión de la serie

Destacó el subsecretario de Políticas, Estadísticas y Estudios Laborales, que "el empleo asalariado privado había comenzado a caer en septiembre de 2015 y se extendió la baja hasta mediados de 2016, momento a partir del cual se observa una recuperación sostenida, hasta el momento actual en el que prácticamente se observa un aumento generalizado en sectores y provincias".

De todas formas, agregó Anchorena que "aún falta que los incentivos microsectoriales, como la propuesta de reforma laboral y tributaria, contribuyan a generar un crecimiento más intensivo de la franja de los asalariados, que los puestos independientes, en particular monotributistas".

En octubre la franja más dinámica en términos relativos fue la de monotributistas sociales, con un incremento de 14,2% respecto de un año antes; seguida por los monotributistas puros 5,8%; ocupados en casas particulares 3%; asalariados en el sector público 1,3%; y asalariados en el sector privado 1,2%; mientras que persistió en caída el segmento de autónomos en 4,2 por ciento.

Expectivas laborales

La Encuesta de Indicadores Laborales correspondiente a noviembre arrojó una desaceleración en la tasa neta de crecimiento de puestos, de 8% de los casos, a 5%; pero manteniendo sendas variaciones agregadas expansivas de 1,6% respecto de un año atrás y 0,3% en comparación con el mes previo.

"Todos los aglomerados registran una variación interanual positiva, destacándose Córdoba 4,9%; Santa Fe 3,9%; Resistencia 3,5% y Rosario 3%", dijo Anchorena.

Mientras que por rama de actividad, volvió a sobresalir la construcción con suba de 12,8%; y más atrás el comercio y restaurantes 2,3% y servicios sociales 2,2 por ciento.