Según la CAME, subió el turismo en la primera quincena de 2018 y se gastó casi un 30% más

Casi seis millones de turistas viajaron por Argentina y más de un millón eligieron Uruguay, Brasil y Chile.

Casi finalizada la primer quincena de enero, la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) publicó un informe sobre el movimiento y comportamiento turístico en lo que va de la temporada 2018.

En las dos primeras semanas del año 5,7 millones de personas decidieron viajar dentro de Argentina. Si bien 1,5 millones argentinos eligieron viajar a países vecinos, el período tiene mejor desempeño que en la misma época del 2017 (6% más).

En lo que desde CAME definieron como "comportamientos atípicos", se destacan en la temporada viajes más salteados y estadías cortas, de un promedio de 4 días. Las localidades costeras concentran buena parte del turismo nacional pero en la Patagonia, San Luis, Córdoba y Mendoza hubo "buen movimiento".

El gasto diario aproximado es de $920 y, en total, se llevan gastados $22.400 millones en total, lo que representa un 28,5% más que en la primera quincena de enero 2017. Aún así, la CAME destacó que la venta minorista no despegó y que las familias "compran reducido todo lo vinculado a rubros que no hacen a sus vacaciones y eso se nota en las calles, que si bien están repletas de gente, pocas circulan cargando bolsas". Por otro lado, en el ámbito gastronómico, los bares y restaurantes se mantienen con buena actividad.

Los precios de las vacaciones en Argentina

Según el informe, el promedio del aumento de precios es del 20 por ciento. Se destaca a Mar del Plata con uno de los destinos con mayor variabilidad de precios, con valores tanto para familias de alto poder adquisitivo como para aquellas de ingresos bajos. Para "La Feliz" la temporada es satisfactoria a pesar de que las ventas no explotan y, hasta el momento, tiene fuerte presencia de turismo joven.

En la Costa Atlántica, sin embargo, para abaratar costos las familias tienden a prescindir del alquiler de carpas mensual, que suelen ser un factor problemático por los costos excesivos. En Pinamar, por ejemplo, alquilar una carpa sale entre $900 y $1800 por día, cuando en Río de Janeiro cuesta $60.



Pinamar y Cariló están entre los destinos más caros. Un hotel céntrico de 3 estrellas con pileta, spa y desayuno ronda los $3500 a $5600 la noche pero hay opciones con menos servicios desde $1700. La ciudad cabecera del partido logró ocupación casi plena de jueves a domingo, aunque estuvo menos poblada el resto de los días.

Uruguay, Brasil y Chile, las alternativas preferidas

En la primera quincena un total 1,5 millones de turistas eligieron veranear a las playas uruguayas, chilenas o brasileñas. Sólo a Uruguay se estima que habrían llegado 750 mil argentinos en la primera quincena y a Brasil 400 mil.

Según CAME la elección de estos destinos responde más a gustos y cercanía que a una diferencia de precios. El informe destaca que en comida y combustible, Argentina tiene mejores precios que los países vecinos y en alojamiento "no hay grandes diferencias".

La seguridad, en cambio, sí es un motivo que aleja al visitante de la costa argentina que prefiere Punta del Este. Las playas uruguayas, más templadas y menos ventosas, también las hace más atractivas frente a las argentinas. Sin embargo, en productos electrónicos, calzado y textil, Brasil y Chile se imponen como una gran opción para los que buscan vacacionar y hacer compras.