Relanzan el programa de becas Progresar con más requisitos y foco en carreras estratégicas

El presupuesto para esta iniciativa será de $10.000 millones, para asistir a alumnos de primaria, secundaria, terciarios y universidades.

El presidente Mauricio Macri relanzó el programa de becas educativas Progresar, que tendrá mayores incentivos económicos pero también más exigencia académica para los beneficiarios.

Bajo este nueva esquema, se buscará alentar la elección de carreras "estratégicas" para el desarrollo de cada provincia.

"Nuestra meta es que todos los jóvenes quieran estudiar y que tengan la posibilidad de hacerlo con mejores oportunidades. Por eso vamos a mejorar el Progresar y transformarlo en un verdadero programa de becas, con montos mucho más altos y vamos a ampliarlo para llegar a más jóvenes y ayudarlos a terminar la primaria, la secundaria, impulsarlos a comenzar una carrera universitaria. A que puedan mantenerse mientras estudian. Y lo más importante, que se reciban", sostuvo el mandatario en el acto realizado en el Salón Pueblos Originarios de la Casa Rosada.

La ayuda, que implicará un presupuesto total de $10.000 millones, está destinadas a jóvenes de 18 a 24 años provenientes de grupos familiares cuyos ingresos no superen un monto equivalente a tres salarios mínimos, vitales y móviles, aunque en el caso de los estudiantes avanzados, la edad se extenderá a 30 años. La inscripción para 2019 comenzará el 1 de febrero y terminará el 31 de marzo.

Hasta el año pasado, a través de Progresar se hacían 12 pagos de 900 mensuales, mientras que a partir de 2019 se pagará sólo durante los 10 meses lectivos, pero serán sumas más elevadas: $1.250 para estudiantes de primaria, secundaria y cursos de formación profesional, entre $1.600 y $2.300 para los de educación terciaria y universitaria, con topes de hasta $2.600 para carreras terciarias estratégicas y hasta $4.900 para carreras universitarias estratégicas, se informó oficialmente.

Para sostener el beneficio los alumnos tendrán que aprobar "al menos más de la mitad de las materias que corresponden a cada año", mientras que el valor se duplicará si el estudiante aprueba el 100% de las materias con un promedio de ocho puntos.

En el caso de la educación superior, según relevó Noticias Argentinas, las becas van a aumentar entre un 50 y 100 por ciento para el primer año de estudios y se incrementarán a medida que los alumnos avancen en sus carreras: así, un alumno terciario o universitario pasará de cobrar $900 mensuales durante toda la carrera a $1.600 pesos los diez meses que curse en primer año y hasta $2.300 a medida que vaya avanzando en sus estudios.



Acompañado por el ministro de Educación, Alejandro Finocchiaro, el jefe de Estado precisó algunas cifras sobre la situación educativa y advirtió que "sólo la mitad de los chicos que inician la primaria la completan en tiempo y forma", mientras que "en las poblaciones vulnerables, sólo uno de cada 100 se puede recibir en la universidad".

"Quiero ser bien claro: cada joven que lo necesite, va a tener su beca y lo vamos a apoyar. Vamos a hacer verdadero un programa educativo que no lo era", remarcó el líder del PRO al señalar que la decisión de ampliar la exigencia respecto de la cantidad de materias aprobadas apunta a "no mentirle" a los jóvenes, ya que "decirle a un chico que está progresando cuando de ocho materias aprueba solo dos, es engañarlo".

Y agregó: "Es la primera vez en la Argentina que existe una línea de becas tan amplia como la que estamos presentando hoy. Vamos a ampliar el monto de cada una de las becas, para todos los casos. Vamos a incentivar a que avancen en sus estudios. Los estudiantes de carreras terciarias y universitarias que pasen de año van a recibir mayores montos al año siguiente".

Asimismo, el Presidente indicó que "a los alumnos que aprueben todas las materias con más de ocho, al final del año van a recibir como premio el total de la beca anual que hayan recibido".

El rediseño del programa puesto en marcha por la expresidenta Cristina Kirchner en enero de 2014 apuntará a atender el hecho de que "cada provincia tiene sus necesidades: en Santiago del Estero se necesitan médicos; en la Patagonia, geólogos; en Mendoza, enólogos", indicó.

"También necesitamos ingenieros, siempre hacen falta ingenieros, programadores, docentes, enfermeros, entre otras profesiones. Vamos a dar mayores incentivos económicos a quienes elijan estudiar esas profesiones tan necesarias en esos lugares", señaló Macri, quien afirmó que "el crecimiento personal de cada joven es el progreso de todo el país".

Todos los estudiantes que hoy forman parte del programa, que saldrá de la órbita del Anses para pasar al Ministerio de Educación, continuarán recibiendo el beneficio y sólo tendrán que reinscribirse en las oficinas de Anses o a través de Internet, según corresponda en cada caso.

"Este programa tiende a que el Estado esté presente apoyando a que quienes más lo necesitan puedan cursar en sus estudios, avanzar y recibirse. En este gobierno creemos que la verdadera inclusión, para que sea verdadera, tiene que recibirse, tiene que obtener su título", señaló por su parte Finocchiaro.