Más estudios privados coinciden en que la inflación será igual o superior a la de 2017

Economía & Regiones se sumó, así, al estudio de Orlando Ferreres y hasta a la medición de expectativas que realiza el Banco Central.

Una posible baja en el nivel del costo de vida de los argentinos parece una meta cada vez más alejada de la actual situación económico. Al menos en eso coinciden la casi totalidad de las consultoras especializadas.

Ayer, Economía & Regiones, la consultora que fundó el actual ministro del Interior Rogelio Frigerio estimó que la inflación de 2018 será “igual o un poco mayor” que la de 2017 si el Banco Central no endurece su política monetaria y baja el ritmo de emisión.

“Si la política monetaria no cambia, lo más probable es que la inflación de este año sea similar a la inflación del año pasado; o inclusive puede subir un “poco”, indicó el informe, que, además, consideró necesario “endurecer su política monetaria y controlar los agregados monetarios” para reducir el ritmo de aumento de precios.

CAMBIO DE METAS

Sobre el cambio en las metas de inflación, que subieron del 10 al 15 por ciento para 2018, relajando por lo tanto la política monetaria y reduciendo la tasa de interés, el documento elaborado por la consultora consideró que “no se va a dar el escenario pensado por la Jefatura de Gabinete” al momento de tomar dicha medida.

“El cambio de metas de inflación va a tener consecuencias diametralmente opuestas a las esperadas por el Gobierno, porque no generará mayor nivel de actividad, pero sí más inflación que la originalmente prevista para 2018”, advirtieron.

“En este marco, no hay que esperar tampoco un mejor nivel de actividad cuando se compare 2018 con 2017”, sostiene el documento.

En un tramo del informe, se menciona “el incumplimiento con la sociedad” por parte del Banco Central al “desviarse por un 45% del techo de la meta” de inflación para el 2017, que era del (17% y terminó en 24,3%”.

El Banco Central “está cometiendo un error similar al que cometió sobre finales de 2016 y comienzos de 2017 cuando relajó la política monetaria sin que las condiciones estuvieran dadas para hacerlo”.

El informe consideró que “la inflación bajará solo si el ritmo de emisión monetaria se reduce drásticamente”, ya que “una meta de inflación del 15% anual exige que la cantidad de dinero no crezca más del 17%, con un nivel de actividad expandiéndose al 2% anual”.

MÁS CUESTIONAMIENTOS

Así, Economía & Regiones se suma a las dudas planteadas el sábado por Ferreres y Asociados, que estimó que la inflación de enero cerrará en 2,2%, al mismo tiempo que estimó la anual en un 20%, en este caso algo menor a la registrada en 2017. “Estimamos que puede haber un aumento de la inflación de 2,2% en enero. Pero febrero podría estar cerca de este número, lo cual pondría las cosas un poco caliente para el año”, indicó Ferreres en un diálogo radial el sábado, en el cual también sostuvo que el Gobierno no va a poder alcanzar la meta de inflación del 15% reformulada para este año.

Pero de mayor impacto aún que los informes conocidos en las últimas 48 horas, fueron los datos del último Relevamiento de Expectativas del Mercado que realiza mensualmente el Banco Central.

Allí, los expertos que elaboran el indicador de inflación de este año estiman que será del 19,4% interanual, dos puntos porcentuales por encima a la que preveían en su informe de diciembre, en tanto el crecimiento del PBI se reducirá 0,1 puntos porcentuales y se ubicará en el 3%.

El trabajo realizado por expertos locales y extranjeros también corrigió al alza los pronósticos de tipo de cambio nominal para este año, así como las proyecciones sobre la tasa de interés de referencia. Asimismo, en su entrega del mes de enero también ve subir la inflación núcleo (sin precios regulados y de combustibles), para la cual prevé un aumento del 16,9% frente al 14,9% del informe elaborado en diciembre.